¿Quién teme a Arquímedes? (Primera Parte)

25 may

El trabajo se ha vuelto un terreno complejo donde podemos estar viviendo situaciones de malestar, falta de sentido o penosidad en las que empecemos a ver la necesidad de movernos pero, ¿hacia dónde? ¿Con qué y con quiénes conseguiremos comprender lo que pasa? ¿Qué nos hará fuertes para iniciar el movimiento y salir de la situación?

Referencias utilizadas:

Formatos:

4 Responses to “¿Quién teme a Arquímedes? (Primera Parte)”

  1. Veblen 2 junio 2010 at 17:02 #

    Primero de todo Enhorabuena por vuestro trabajo.
    He escuchado varias emisiones y cada una me ha parecido en su particularidad un oasis dónde descansar de una travesía por el desierto y coger fuerza para continuar. Y por desierto me refiero al contenido de los medios convencionales, su impersonalidad y el entretenimiento sin-sentido, su manera de no tratar al detalle temas comprometidos con la sociedad ni otros que parecerían demasiado filosóficos o líricos.
    Quizás es por el guión, quizás por los enfoques o quizás por el espacio público’ –y la posibilidad- por lo que querría brindar a vuestra salud; en fin, pienso que Una línea sobre el Mar es un programa fenomenal. Quizás es por más cosas pero no quiero que toméis mi opinión demasiado seriamente, baste quizás decir que me gustaría seguir escuchando buenos programas. Así que mantened el espíritu, seguid trabajando, en serio, creo sin lugar a dudas que deberían haber –hacen falta- más programas como el vuestro.

    Ps. Extiendo mi entusiasmo y enhorabuena concreto por Una línea sobre el Mar al director de programación de 100.4 FM

    Un abrazo virtual

  2. Veblen 2 junio 2010 at 18:19 #

    Hola de nuevo,

    Querría dar un poco de feedback a lo comentado sobre la entrada Darwinismo de feria y el principio de Arquímedes, y usar mi turno de palabra en la conversación. Quizás para la parte dos. Pero he visto y escuchado una semana tarde el programa y creo que será mejor hacerlo des del blog. También no dispongo del tiempo que necesitaría por eso, volveré a haré caso a Jack y iré por partes.

    Saludos coordinados.

  3. marga 8 junio 2010 at 19:18 #

    Hola Veblen

    Siguiendo con lo que planteas en tu post “En la selva pararse a pensar te puede matar” sobre el darwinismo social, esto me ha hecho pensar sobre algunas cariñosas críticas que recibo por parte algunos amigos que amistosamente critican el humanismo de Una línea sobre el mar.

    Cierto que muchas que las experiencias que me interesan, como la del Círculo de Padres – Foro de Familias, que emitimos hoy 8-6-2010, son experiencias que se presentan como apolíticas y humanas.

    Pero es que el propio capitalismo se ha hecho humano cuando ha conseguido que su violencia, en lugar de percibirse como estructural, se perciba como una ley natural, propia de la naturaleza humana. Tal es el caso de las situaciones que hemos querido traer a este programa “¿Quién teme a Arquímedes?” y lo mismo ocurre con la ley del darwinismo social, que toma una ley que supuestamente opera en la naturaleza animal y la transpone a la naturaleza animal de la naturaleza humana. Entonces, parece que el darwinismo social sea indiscutible ¿no? y pasa a ser un “esto es lo que hay”.

    El capitalismo se ha hecho humano, es decir, ha conseguido penetrar hasta la humanidad de cada uno y hacerse fuerte ahí. Por eso no se le puede combatir solo como estructura. Se le tiene que combatir también desde otra humanidad, construyendo una humanidad más amplia, que critique y combata el individualismo (el capitalismo hecho humanidad), creando otras imágenes de lo humano.

    Creo que es ahí donde, como dice la gente del Círculo de Padres – Foro de familias en nuestro programa Dignidad israelí, dignidad palestina, “lo humano, que es apolítico, se hace político”.

  4. Veblen 9 junio 2010 at 18:49 #

    Yo no criticaría de Una línea sobre el mar su sugestión humanista. Precisamente porque en el programa divulgáis esta mirada (que des de que estamos en crisis parece haberse propagado más que antes) de edificar la mirada social con intenciones más humanas. O quizás es más adecuado decir: descubrir en la realidad que somos personas menos indiferentes. Creo que dar voz a grupos que tienen algo que decir como también a sentimientos e incluso pensamientos que también tienen algo nuevo que decir es bueno en muchos sentidos. Y de nuevo, en esta época que Baudrillard acotava como “The mass age is the message”, hace falta que la información vuelva a ser entre personas, que se politicen los públicos y los individuos no creamos que vivimos en un parque de atracciones sin consecuencias.

    Saludos cordiales y políticos Marga.

    Por cierto que escucho el podcast en internet cuando puedo y el podcast del último no lo he escuchado porque ni este ni el anterior los encuentro en la web ni en la del círculo.

    Ah, en breve te contesto más detalladamente en mi blog.

    Saludos universales a todos los que leáis.

Leave a Reply